EE.UU. ocupa el último lugar en el ranking de la atención médica

 

Estados Unidos ocupa el último lugar en el ranking de atención médica de los países de ingresos altos


Una vez más, Estados Unidos ocupa el último lugar en acceso a la atención médica, equidad y gasto entre los países de ingresos altos, a pesar de dedicar una gran parte de su economía a la atención médica.

Desde el 2004, el Commonwealth Fund ha realizado siete estudios en los que el país ocupa uno de los últimos puestos. Estados Unidos es el único de los 11 países estudiados que no tiene cobertura de salud universal.


Los datos más recientes no reflejan el impacto de la pandemia, pero exponen los puntos fuertes y débiles del sistema de salud de cada país una vez que el COVID-19 impactó el mundo a principios de 2020. El seguro médico estadounidense no ofrece suficiente cobertura, lo que compromete la salud y las finanzas de los estadounidenses. Si se ofreciera un mejor seguro médico, esto mejoraría el acceso y la calidad de la atención médica, sobre todo para los no asegurados y los desfavorecidos. Sin embargo, la carencia de seguros médicos completos impide que las personas puedan acceder a la atención médica o hace que se vean obligadas a asumir una deuda médica.


La mitad de los adultos estadounidenses con menos ingresos señalaron que no recibieron atención médica debido al coste. Por otra parte, un poco más de una cuarta parte de los estadounidenses con mayores ingresos señalaron lo mismo. En el Reino Unido, solo el 12% de las personas con ingresos más bajos y el 7% con ingresos más altos señalaron enfrentarse a estas barreras financieras.


Lo que resulta interesante es que es más probable que un estadounidense con altos ingresos señale enfrentarse a obstáculos financieros que una persona con bajos ingresos en casi todos los demás países encuestados, entre los que se encuentran Alemania, Australia, Canadá, Francia, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

Noruega, los Países Bajos y Australia fueron los países que obtuvieron los mejores resultados en el estudio. Este analizó el acceso a la asistencia médica, los resultados de la atención médica, la eficiencia administrativa, la equidad y el proceso de asistencia de salud.

Además de un menor acceso a la atención médica, Estados Unidos también ocupó una mala posición en cuanto a la mortalidad materna, la mortalidad infantil, la esperanza de vida a los 60 años y las muertes potencialmente evitables al bringar atención médica oportuna.


Estados Unidos también se situó en los últimos puestos en cuanto a eficiencia administrativa, debido al tiempo que los proveedores y los pacientes tienen que dedicar al papeleo, la duplicación de pruebas médicas y las disputas con los seguros.


El único rubro en el que Estados Unidos sobresalió fue el proceso de tratamiento, donde obtuvo el segundo lugar. El país superó las tasas de mamografías y de vacunación contra la gripe para los adultos mayores, así como la proporción de adultos que hablaron con un proveedor de atención médica sobre nutrición, tabaquismo y consumo de alcohol.


Los adultos de EE.UU. y Noruega fueron los que más utilizaron los portales web para comunicar sus inquietudes médicas y solicitar medicamentos. Y entre los que padecen enfermedades crónicas, los adultos estadounidenses fueron los más propensos a discutir los objetivos, las prioridades y las opciones de tratamiento con sus proveedores, aunque fueron menos propensos a recibir todo el apoyo que consideraban necesario.

Inscríbase en un seguro de salud con Healthedly hoy mismo.

Comentarios