La administración Biden-Harris reduce los costes de la atención médica

 

Hoja informativa: La administración Biden-Harris reduce los costes de la atención médica


Al igual que el Presidente Biden, la Vicepresidenta Harris también cree que la atención médica es un derecho, no un privilegio. Juntos, prometieron garantizar que todos los estadounidenses tengan acceso a una atención médica de calidad y asequible y a la tranquilidad que ofrece el seguro médico. Apenas unas semanas después de asumir el cargo, la Administración Biden-Harris abrió un periodo de inscripción especial a través de HealthCare.gov para ofrecerle a todos los estadounidenses la oportunidad de inscribirse en un plan de seguro de salud.

El seguro médico es ahora más asequible que nunca gracias al Plan de Rescate Americano. Gracias a los créditos fiscales mejorados que ofrece esta ley, nueve millones de estadounidenses que compran su cobertura a través de la Ley de Asistencia de Salud a Bajo Precio pagan primas más económicas, lo que les permite ahorrar un promedio de 40 dólares por persona al mes. Desde el 1 de abril, más de un tercio de los usuarios nuevos y de los que regresan a HealthCare.gov han visto cómo sus primas han bajado, en promedio, un 40%.

Este éxito es la razón por la que es tan importante aprobar el programa Build Back Better a través de la reconciliación presupuestaria: para garantizar que los estadounidenses puedan seguir beneficiándose de estos ahorros. 

Reducción de los costes de la atención médica. El programa Build Back Better extenderá los créditos fiscales mejorados que reducen las primas. Extender esas primas más bajas permitirá que nueve millones de personas sigan ahorrando cientos de dólares al año en sus primas, y cuatro millones de personas sin seguro médico obtengan cobertura.

Es urgente aprobar el programa Build Back Better. Las reducciones de las primas del Plan de Rescate Americano han sido un salvavidas para millones de personas y han impulsado nuestro trabajo para inscribir a los usuarios hasta la fecha. No podemos dejar que esta ayuda crítica llegue a su fin. Si termina, las primas de millones de estadounidenses aumentarán. En promedio, las primas casi se duplicarían, y algunos estadounidenses podrían ver cómo sus primas aumentarían miles de dólares al año. 

El presidente Biden y la vicepresidenta Harris se han comprometido a aprovechar este progreso a través del programa Build Back Better. Este ampliará estos esfuerzos y hará que la atención médica sea más accesible y asequible. Específicamente, en el programa "Build Back Better", el presidente incluye:

Expansión de la cobertura de Medicare. Medicare no cubre los servicios dentales, oftalmológicos o auditivos, con excepciones muy limitadas. Muchos beneficiarios tienen que pagar de su bolsillo, lo que a menudo les cuesta miles de dólares al año. Los estadounidenses que no pueden pagarlos se ven obligados a prescindir de estos servicios críticos. Por eso, es fundamental que incorporemos  servicios dentales, oftalmológicos y auditivos completos en Medicare, para que todos los beneficiarios tengan un acceso asequible a estos servicios médicos vitales. 

Reducción de los costes de los medicamentos recetados. Para cualquier otro tipo de servicio médico, Medicare trabaja para conseguir los mejores precios para los adultos mayores estadounidenses. Pero, en el caso de los medicamentos recetados, y sólo de los medicamentos recetados, Medicare tiene prohibido por ley negociar para obtener la mejor oferta. Medicare debería poder negociar los precios que paga por los medicamentos recetados. Además, las compañías farmacéuticas que aumentan sus precios más aceleradamente que la inflación, deberían pagar una multa. 

El cierre de la brecha de cobertura de Medicaid. La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio creó nuevas vías de acceso a la cobertura de salud mediante la expansión de Medicaid. Sin embargo, casi 4 millones de personas no pueden obtener cobertura porque viven en estados que se niegan a la expansión de Medicaid. La Administración Biden-Harris cree que las personas merecen tener la tranquilidad que aporta el seguro médico, por lo que debemos cerrar la brecha de Medicaid proporcionando una cobertura administrada por el gobierno federal a las personas que viven en estados que se niegan a expandirlo y que, por tanto, no pueden obtener cobertura sin ser culpables por esto. 

La Admiración Biden-Harris sigue haciendo todo lo posible para que la atención médica de alta calidad sea más asequible y accesible. Al reducir los costes de la atención médica, ampliar el acceso a la cobertura y permitir que Medicare negocie los medicamentos con receta, el Congreso puede hacer su parte para reducir los costes y garantizar la salud y la seguridad financiera del pueblo estadounidense. 

Comentarios